Abdominoplastia

abdominoplastia 1
abdominoplastia 2
abdominoplastia 3

Introducción

La abdominoplastia es la intervención ideal para corregir la piel descolgada y fláccida, después de los embarazos (o adelgazamiento importante), y tratar a la vez la diástasis o separación y relajación de la musculatura abdominal que ha tenido lugar durante el embarazo.

Hay que tener en cuenta que ni la flaccidez de piel o descolgamiento abdominal, ni la diástasis de los rectos abdominales, tras el embarazo, mejoran con el ejercicio; por lo tanto la única solución es la cirugía plástica.

Antes de plantearse la cirugía hay que tener en cuenta las siguientes premisas:

Lógicamente es una intervención pensada cuando ha finalizado el deseo de la mujer de tener más hijos.

Si la paciente está en sobrepeso, primero debe adelgazar lo que pueda, ya que el resultado es más espectacular con menos grasa, se repliega mejor la cintura, sin tener que hacer liposucción o si hay que hacerla que sea de forma limitada. También se realiza mejor la plicatura de la fascia de los rectos abdominales. Si hacemos la abdominoplastia y posteriormente adelgaza la paciente, se nos vuelve a descolgar la cicatriz y hay que retocarla.

Las estrías situadas por encima del ombligo no desaparecerán pero se notarán menos al quedar estiradas.

Si la paciente es fumadora tiene que dejar de fumar (lo mismo que en la reducción mamaria, mastopexia y cualquier tipo de lifting) al menos una semana antes y otra después de la intervención.

Técnica Quirúrgica

Como cada abdomen es diferente, antes de la intervención hay que valorar y explicarle a la paciente que posibilidades hay teniendo en cuenta varios factores: altura del ombligo, piel sobrante supra e infraumbilical, cantidad de grasa o sobrepeso, grado de distensión abdominal y si ésta es blanda o está a tensión; buscar tambien posibles hernias u orificios herniarios, forma de la cintura por si necesita o no liposucción concomitante.

La técnica clásica consiste en una incisión suprapúbica ampliada, se libera todo el colgajo abdominal, salvando el ompligo. A continación se realiza la plicatura de la fascia muscular supra e infraumbilical, a modo de corsé interno, para dejar el vientre lo más plano posible. Una vez extirpados los dos colgajos de piel y grasa sobrantes, se hace una pequeña incisión para sacar el ombligo y se realiza una plastia para que quede más estético, con su depresión natural. Se dejan drenajes y se realiza la sutura por planos e intradérmica monofilamento. Por útimo se colocan las cintas adhesivas y la faja ortopédica.

La intervención se realiza con anestesia general, se suele sondar a la paciente (que se retira al día siguiente) y se ponen una medias o vendaje elástico en las piernas, para mejorar la circulación durante la intervención, sobre todo si la paciente tiene varices o antecedentes de flebitis.

En el hombre que ha adelgazado (o en la mujer que tiene bien la pared abdominal) no es necesario hacer la plicatura de la fascia muscular.

En algunos casos podemos variar la técnica clásica, como en pacientes que sólo presentan distensión de la pared muscular con ombligo alto y sin piel sobrante (abdomen androgénico); en estos casos hay que valorar la posibilidad de despegar todo el colgajo abdominal, ombligo incluido (sin recortarlo), realizar la plicatura con la mayor tensión posible, y tensar algo la piel extirpando un poco del colgajo sobrante, anclando el ombligo algo más abajo.También puede recortarse el ombligo como en la
abdominoplastia clásica y cerrar el orificio en vertical haciendo una T invertida con la cicatriz horizontal baja, en este caso más corta.

La paciente permanecerá en clínica de 24 a 48 h y dependiendo de la tensión a la que se vea sometida la sutura, le costará más o menos enderezarse,  caminando cada vez más erecta durante los primeros días.La suturas intradérmicas y los puntos del ombligo se retiran a las dos semanas y seguirá con la faja ortoédica al menos un mes más, no pudiendo hacer esfuerzos durante el primer mes y de forma gradual a partir del segundo mes.

Preguntas Frecuentes
¿Desaparecen las estrías del abdomen?
¿Podemos combinar abdominoplastia y liposucción?
Posibles Complicaciones

La más frecunte es el seroma, a partir de la primera semana, que es la acumulación de líquido seroso que produce el propio organismo. Se realiza extracción con jeringa en la propia consulta y no tiene más trascendencia.

El resto de complicaciones posibles, son las mismas que en cualquier intervención quirúrgica: hematoma, infección, dehiscencia de algún punto de la cicatriz…y muy raramente en pacientes de edad avanzada , fumadoras y /o con cicatrices previas en la pared abdominal puede darse algún tipo de necrosis de piel, que precisa desbridamiento, curas y posterior revisión de la cicatriz.