Liposucción, lipoaspiración o lipoescultura

liposucción zonas a tratar
liposucción resultado
liposucción zonas a tratar 2liposucción resultado 2 liposucción zonas a tratar 3
liposucción resultado 3

Introducción

La liposucción no es una técnica para adelgazar sino para tratar las lipodistrofias o acúmulos de grasa localizados, que no se pueden eliminar con la dieta, una vez que se ha llegado más o menos al peso ideal.

La liposucción no mejora ni la flaccidez de la piel ni la celulitis (piel de naranja con hoyuelos), por eso hay que informar muy bien a la paciente de los resultados que podemos obtener, dependiendo de su calidad de piel. En términos generales, cuanto más turgente y lisa es la piel, más podemos aspirar y mejor va a ser el resultado, como puede ser la lipodistrofia trocantérea (cartucheras) de una chica jóven. Por el contrario en zonas de piel fláccida, siempre que podamos realizaremos un lifting, o estiramiento y extirpación de la piel sobrante (abdomen, cara interna de muslos, brazos, cara-cuello…), con o sin lipoescultura concomitante.

Técnica Quirúrgica

Al contrario que el resto de intervenciones, donde existe una o varias técnicas que se puedan realizar con las variaciones oportunas, en la liposucción no existe una técnica concreta a seguir y los resultados pueden ser muy variables de unos cirujanos a otros, ya que es como una escultura o remodelación del contorno corporal, donde influyen la visión estética del cirujano, los deseos de la paciente, la calidad y turgencia de la piel, la cantidad de grasa que se aspire…

Lo primero es pintar a la paciente de pie, con un rotulador indeleble, ya que una vez que se tumba la paciente en la mesa quirúrgica las referencias anatómicas se pierden, quedando la piel mucho más lisa y sin depresiones, ya que no está actuando la fuerza de la gravedad; por eso es algo complicado saber como y cuanto aspirar,sin pasarnos y sin quedarnos demasiado cortos.

La intervención se puede realizar con anestesia local y sedación (si son pequeñas zonas localizadas ), con epidural o con general. Se realizan pequeñas incisiones de 3-4mm. Por donde se introduce suero, anestesia local y adrenalina (que hace vasoconstricción para que no sangre apenas) y despues se realiza la lipoescultura con cánulas más bien delgadas, con lo que el resultado es mejor y más uniforme. Hay que tener en cuenta que la anestesia local se absorbe y puede ser tóxica si nos pasamos, por lo que si tiene varias zonas preferimos la anestesia general.

Antes se utilizaban cánulas más gruesas, que dejaban túneles mayores y producían más irregularidades; ahora se realiza con cánulas más medianas en profundidad y más finas superficialmente, debajo de la piel, que hacen que ésta se contraiga mejor; es lo que se denomina lipoescultura superficial. Como se puede deducir es una intervención laboriosa y cansada (al utilizar cánulas más finas se tarda más) ya que hay que estar movilizando a la paciente para acceder bien a todas las zonas, salvo que sea muy limitada y se realice con anestesia local, con lo que la paciente se puede mover libremente e incluso ponerse de pie, para hacernos una idea de como vamos, pintar nuevamente y volver a tumbarse.

Al final se suturan las pequeñas incisiones y se coloca la faja de presoterapia para que la piel se vaya adaptando al nuevo contorno que hemos creado. Si es una liposucción pequeña o mediana se puede marchar a casa el mismo día, ya que nosotros solemos operar por la mañana. Si es grande es mejor darle de alta al día siguiente, aunque a las 4-5h. de la intervención se puede levantar y movilizar las piernas para activar la circulación. Una vez dada de alta le viene bien andar con la faja y después en casa reposar con las piernas en alto (si es liposucción de piernas) para evitar el edema y comenzar con los masajes de forma progresiva, para homologar la superficie y hacer drenaje linfático, ya que hay grasa libre que poco a poco se va licuando y reabsorbiendo. A la semana se retiran las suturas y ya se pueden realizar masajes más intensos, para acelerar el proceso y mejorar el resultado; se pueden pintar marcas con rotulador de pie, para hacer más hincapié en dichas zonas una vez tumbada la paciente ya que, como hemos dicho, al estar tumbada cambia totalmente la forma de la pierna.

Los resultados empiezan a verse a partir de las 3 semanas, que es cuando desaparecen los cardenales, se van reabsorbiendo los edemas y la piel se va contrayendo de forma progresiva, hasta los 4-6 meses,según la calidad de dicha piel.

Preguntas Frecuentes
¿En cuanto tiempo puedo trabajar?
¿ Cuánto tiempo debo llevar la faja?
Posibles Complicaciones

La liposucción, como toda intervención quirúrgica, debe realizarse por un Cirujano Plástico con experiencia y en un hospital con todas las garantías necesarias; cuanto esto no se ha hecho así es cuando han aparecido las complicaciones más importantes.Nosotros no somos partidarios de realizar grandes liposucciones con extracción de muchos litros de grasa, que suelen precisar transfusiones de sangre o posoperatorios muy sufridos, con una recuperación muy lenta. Cuando precisamos extraer más de 5l. de grasa preferimos hacerlo en dos tiempos, con lo cual perfilamos mejor el resultado y la piel se va contrayendo de forma más progresiva.

Cada paciente tiene una fragilidad capilar diferente, al margen de que puedan haber tomado antes de la intervención algún antiagregante (tipo acetil salicílico) que pueda favorecer los hematomas o equímosis; algunas apenas hacen cardenales y otras pacientes se ponen negras, pero en dos o tres semanas han desaparecido.

Es mejor que el Cirujano Plástico se quede algo corto a que se pase, ya que siempre podemos realizar un retoque aspirando algo más, pero si nos pasamos y dejamos una depresión es más difícil solucionarla (infiltraciones de grasa que se reabsorben…); es más frecuente alguna mínima depresión en las pequeñas incisiones donde entran las cánulas, ya que dichas zonas están más castigadas  al entrar o sacar la cánula en aspiración.

A veces puede existir acorchamiento temporal o alguna zona indurada (inflamación dolorosa) que puede durar más o menos tiempo.

Las quejas más frecuentes, como hemos dicho, vienen de pacientes que tienen flaccidez y piel de naranja con depresiones y que no tienen claras zonas de grasa acumulada o lipodistrofias; en estos casos es mejor no operar o establecer muy claramente en el consentimiento informado que la mejoría va a ser muy limitada (a las zonas de grasa acumulada) y que va a seguir con su flaccidez e irregularidades en la piel.